lunes, 15 de junio de 2015

Recogiendo.

Acaba el curso y conviene que recojamos los libros, los bolis, los rotus, las herramientas. Este ejercicio nos va a servir para hacer un poco de memoria.
Todos, -bueno, casi todos- hemos tenido un blog personal que estaba enlazado con otro colectivo, Deslenguados.
Aparte de estos cuadernos digitales hemos trabajado mucho con gmail drive.Casi todas las tareas nos las ha propuesto Aster a través del correo.
Han sido muy útiles los muros de Padlet, donde clicando dos veces podíamos añadir una idea o cualquier otra aportación. 
Hemos trabajado mucho también con Photopeach que nos ha permitido crear montajes muy interesantes y atractivos.
Hemos escrito libros con Storyjumper y diseñado sus portadas.
Para hacer más atractivos algunos contenidos hemos elaborado infografías con easel.ly y con prezi.
Gracias a YouTube hemos amenizado las clases; nos han gustado especialmente los vídeos sobre Albert Casals
(vídeo)
y Danny Macaskilles alucinante lo que es capaz de hacer con la bicicleta.
Aquí os dejo uno de ellos
(vídeo)
No nos hemos olvidado de los videojuegos; nos ha gustado especialmente el Super Simon: en clase tenemos gente con muy buen oído.
Terminamos este año con smore donde hemos montado nuestra biblioteca personal, enlazada a Si no lo leo no lo creo, nuestra estantería colectiva.



domingo, 7 de junio de 2015

De la narración al teatro

Un señor detiene a otro por la calle y le pregunta a ver si le daría la hora. El otro le responde que lo haría con gusto pero que le resulta imposible porque ya se la había dado a una señorita hacía unos diez minutos.

Avenida de una ciudad. A primera hora de la mañana sus habitantes caminan apresuradamente hacia sus ocupaciones y trabajos. Todos menos uno; bueno, dos...

- SEÑOR 1. (Educado) Buenos días, ¿sería tan amable de darme la hora?
- SEÑOR 2. (Disgustado) No sabe cuánto lo siento: se le acabo de dar a una señorita hace apenas unos minutos.

Es un subgénero teatral protagonizado por personajes corrientes que se ven envueltos en situaciones humorísticas, y tiene un final feliz.

jueves, 4 de junio de 2015

Caperucita roja.

Había una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la llevaba tan a menudo que todo el mundo le llamaba Caperucita Roja.
Un día, su madre le pidió que llevase unos pasteles a su abuela. Su abuela vivía al otro lado del bosque. Le recomendó que no se entretuviese por el camino, pues cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre andaba acechando por allí el lobo.
Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre encontraba muchos amigos: los pajaritos, las ardillas...
De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella.
-¿A dónde vas, niña? -preguntó el lobo con su voz ronca.
-A casa de mi Abuelita -dijo Caperucita a el lobo
"No está lejos", pensó el lobo para sí, dando media vuelta.


¿Qué has conseguido con este ejercicio?
 Que el texto sea mas comprensible.
¿Qué ocurriría si no tuviéramos pronombres?
 Que tendríamos que repetir los nombres miles de veces.
  

domingo, 31 de mayo de 2015

Entrevistando a Juan Luis Guerra

Una entrevista es un diálogo en el que una persona realiza preguntas a otra. El fin de la entrevista es conocer mejor las ideas, los sentimientos...
Normalmente esta realizada por un periodista, tiene que seguir estos pasos:
- Elegir al entrevistado
- Recopilar información
- Preparar un guión
- Redactar el cuestionario

Querida mujer:

Querida mujer:
No me hagas sufrir,
hoy me decido a escribirte cartas de amor sincero; 
tú lo ves:
tu cariñito es un agujero 
que me atraviesa el querer 
y sin tus besos en mi chaleco 
nada me cubre la piel.
Como ves, sólo pienso en ti, ya 
no me interesa la perestroika, 
ni el baloncesto, ni larry bird 
y un sufrimiento a plazo fijo 
llevo en el pecho, mujer.
Quiéreme otra vez, llénate de mí 
vida tengo yo sólo junto a ti 
mamacita, eh 
Querida mujer: 
No me hagas sufrir,
es la segunda carta que escribo 
y no recibo nada de ti 
ya no me importa si hay luz en el barrio 
o aumentará la inflación 
tan sólo vivo por refugiarme 
desnudo en tu corazón.

jueves, 28 de mayo de 2015

Por supuesto

    Querida María:

     Hace una semana que me mude a Japón por el              tema del trabajo.
    Como ya sabes tengo mucho trabajo que hacer en el     metro: papeles, trabajos en el ordenador, hablar por     megáfonos...
    Me parece alucinante todo lo que pueden llegar a         hacer para meter tanta gente en el metro.
    Lo que pasa es que un día llegue tarde: me echaron       del trabajo. ¡Me vuelvo a Bilbao!



¿Como te sentirías?
Yo me sentiría agobiada.
¿En qué nos convertimos si lo toleramos?
Perderíamos la dignidad y nos tratarían como animales.
¿Qué tenemos que exigir a los demás?
Pues que nadie se merece que le traten así como animales.

Infografia: materialak